Hay muchas razones para construir con madera.

Ecología, medioambiente, sostenibilidad, ahorro energético, aislamiento térmico y eléctrico, menor ruido, absorción de radiaciones electromagnéticas de móviles y ordenadores, ahorro en la cimentación, seguridad, belleza, calidez, acogedor, saludable...

¿Con cuál te quedas?